Mandamientos de la Ley Relacionados Con los Empleadores y los Trabajadores, y No Poner Bozal al Buey

Este estudio esta disponible en inglés aqui.

Para ver una lista de todos los estudios en este blog, haga clic aquí.

Recomendado antes de leer este estudio,

La Ley de Moisés No Ha Sido Abolida

Un empleador es cualquier persona que contrata un trabajador para realizar cualquier tipo de trabajo, donde de acuerdo con la Ley de Dios, los empleadores deben pagar a los trabajadores su salario todos los días antes del atardecer,

En su día le darás su jornal antes de la puesta del sol, porque es pobre y ha puesto su corazón en él; para que él no clame contra ti al Señor, y llegue a ser pecado en ti. (Deuteronomio 24:15 [LBLA])

Donde cualquier empleador que retiene pagos de los trabajadores más allá del ponerse el sol está pecando, porque los trabajadores dependen de sus pagos. Los empleadores tampoco deben prevenir que los trabajadores coman mientras trabajan, lo cual se relaciona con,

No pondrás bozal al buey mientras trilla. (Deuteronomio 25:4 [LBLA])

Porque el empleador también debe proporcionar comida a quien contrate como trabajado, así como el grano del amo está disponible para que el buey coma, ya que la Ley de Dios no solo considera la necesidad de comer para los animales mientras laboran, sino también los trabajadores de quienes este pasaje realmente estaba hablando,

Permaneced entonces en esa casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa. (Lucas 10:7 [LBLA])

Porque la Escritura dice: No pondras bozal al buey cuando trilla, y: El obrero es digno de su salario. (1 Timoteo 5:18 [LBLA])

Pues en la ley de Moisés está escrito: No pondras bozal al buey cuando trilla. ¿Acaso le preocupan a Dios los bueyes? 10 ¿O lo dice especialmente por nosotros? Sí, se escribió por nosotros, porque el que ara debe arar con esperanza, y el que trilla debe trillar con la esperanza de recibir de la cosecha. (1 Corintios 9:9-10 [LBLA])

Porque la Ley de Dios se preocupa para hacer comida disponible gratuitamente para todos, por eso hombres que entran en la viña de su vecino pueden comer libremente de los campos de sus vecinos,

Cuando entres en la viña de tu prójimo, entonces podrás comer las uvas que desees hasta saciarte, pero no pondrás ninguna en tu cesto. (Deuteronomio 23:24 [LBLA])

Cuando entres en la mies de tu prójimo, entonces podrás arrancar espigas con tu mano, pero no meterás la hoz a la mies de tu prójimo. (Deuteronomio 23:25 [LBLA])

Cuando siegues la mies de tu tierra, no segarás hasta los últimos rincones de tu campo, ni espigarás el sobrante de tu mies. 10 “Tampoco rebuscarás tu viña, ni recogerás el fruto caído de tu viña; lo dejarás para el pobre y para el forastero. Yo soy el Señor vuestro Dios. (Levítico 19:9-10 [LBLA])

Cuando seguéis la mies de vuestra tierra, no segaréis hasta el último rincón de ella ni espigaréis el sobrante de vuestra mies; los dejaréis para el pobre y para el forastero. Yo soy el Señor vuestro Dios.” (Levítico 23:22 [LBLA])

 Cuando siegues tu mies en tu campo y olvides alguna gavilla en el campo, no regresarás a recogerla; será para el forastero, para el huérfano y para la viuda, para que el Señor tu Dios te bendiga en toda obra de tus manos. 20 Cuando sacudas tus olivos, no recorrerás las ramas que hayas dejado tras de ti, serán para el forastero, para el huérfano y para la viuda. 21 Cuando vendimies tu viña, no la repasarás; será para el forastero, para el huérfano y para la viuda. (Deuteronomio 24:19-21 [LBLA])