Arrepentimiento y No Pecar Más, Perfección y Nacido del Espíritu

Este estudio esta disponible en inglés aqui.

Para ver una lista de todos los estudios en este blog, haga clic  aquí.

Recomendado antes de leer este estudio,

La Ley de Moisés No Ha Sido Abolida

Por Qué la Ley No es Abolida, Sin Embargo la Circuncisión, Festivales, Sacrificios, Sábados, Alimentos Ya No Se Observan

Arrepentirse,

y diciendo: Arrepentíos, que el Reino de los cielos se acerca. (Mateo 3:2 [JBS])

temo que cuando os visite de nuevo, mi Dios me humille delante de vosotros, y yo tenga que llorar por muchos que han pecado anteriormente y no se han arrepentido de la impureza, inmoralidad y sensualidad que han practicado. (2 Corintios 12:21 [LBLA])

Significa dejar de pecar, y por eso fue dicho,

Y ella respondió: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Yo tampoco te condeno. Vete; desde ahora no peques más. (Juan 8:11 [LBLA])

Después de esto Jesús lo halló* en el templo y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te suceda algo peor. (Juan 5:14 [LBLA])

Vuelvan a la sobriedad, como es justo, y no pequen más, porque algunos tienen ignorancia de Dios. Para vergüenza de ustedes lo digo. (1 Corintios 15:34 [RVA-2015])

Que significa dejar de cometer las acciones que la Ley de Moisés revela como pecado,

Pues el que dijo: No cometas adulterio, también dijo: No mates. Ahora bien, si tú no cometes adulterio, pero matas, te has convertido en transgresor de la ley. (Santiago 2:11 [LBLA])

porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de El; pues por medio de la ley viene el conocimiento del pecado. (Romanos 3:20 [LBLA])

No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir. (Mateo 5:17 [LBLA])

Cualquiera, pues, que anule uno solo de estos mandamientos, aun de los más pequeños, y así lo enseñe a otros, será llamado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. (Mateo 5:19 [LBLA])

Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley hasta que toda se cumpla. (Mateo 5:18 [LBLA])

Porque si continuamos pecando deliberadamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio alguno por los pecados, 27 sino cierta horrenda expectación de juicio, y la furia de un fuego que ha de consumir a los adversarios.
(Hebreos 10:26-27 [LBLA])

Si el justo se aparta de la justicia y hace lo malo y practica los mismos actos repugnantes del malvado, ¿merece vivir? No, sino que morirá por causa de su infidelidad y de sus pecados, y no se recordará ninguna de sus obras justas. (Ezequiel 18:24 [NBD])

Dios partirá la cabeza de sus enemigos, la cabeza de los que siguen pecando. (Salmo 68:21 [DHH])

Si el malvado se arrepiente de todos los pecados que ha cometido, y obedece todos mis decretos y practica el derecho y la justicia, no morirá; 22 vivirá por practicar la justicia, y Dios se olvidará de todos los pecados que ese malvado haya cometido. (Ezequiel 18:21-22 [NBD])

Pero Dios ha puesto una base que permanece firme, en la cual está escrito: «El Señor conoce a los que le pertenecen», y «Todos los que invocan el nombre del Señor han de apartarse de la maldad. (2 Timoteo 2:19 [DHH])

Lo cual se relaciona del por qué primero se le dijo a Abram que caminara sin tacha, antes de recibir la señal del antiguo pacto,

Cuando Abram tenía noventa y nueve años, el Señor se le apareció y le dijo: —Yo soy el Dios todopoderoso; vive una vida sin tacha delante de mí, (Génesis 17:1 [DHH])

¿Acaso se ha reservado esta dicha sólo para los que están circuncidados? ¿Acaso no es también para los gentiles? Hemos dicho que a Abraham se le tomó en cuenta la fe como justicia. 10 ¿Bajo qué circunstancias sucedió esto? ¿Fue antes o después de ser circuncidado? ¡Antes, y no después! 11 Es más, cuando todavía no estaba circuncidado, recibió la señal de la circuncisión como sello de la justicia que se le había tomado en cuenta por la fe. Por tanto, Abraham es padre de todos los que creen, aunque no hayan sido circuncidados, y a éstos se les toma en cuenta su fe como justicia. (Romanos 4:9-11 [LBLA])

Que era la circuncisión de la carne,

Este es mi pacto que guardaréis, entre yo y vosotros y tu descendencia después de ti: Todo varón de entre vosotros será circuncidado. (Génesis 17:10 [LBLA])

Porque así como fue con Abram, antes de recibir el signo del nuevo pacto, que ya es la circuncisión del corazón,

11 En él también, ustedes han sido circuncidados, no con una circuncisión hecha por los hombres… (Colosenses 2:11 [DHH])

Es necesario primero caminar sin tacha, lo que implica “dejar de pecar” o “arrepentirse”, y estar sin culpa de cualquier pecado, por eso está escrito,

Señor, ¿quién puede residir en tu santuario?, ¿quién puede habitar en tu santo monte? Sólo el que vive sin tacha y practica la justicia; el que dice la verdad de todo corazón; (Salmo 15:1-2 [DHH])

Pondré mis ojos en los fieles de la tierra, para que habiten conmigo; sólo estarán a mi servicio los de conducta intachable. (Salmo 101:6 [NBD])

pues yo he seguido el camino del Señor;
¡jamás he renegado de mi Dios! Yo tengo presentes todos sus decretos;
¡jamás he rechazado sus leyes! 23 (24) Me he conducido ante él sin tacha alguna; me he alejado de la maldad. 24 (25) El Señor me ha recompensado por mi limpia conducta en su presencia. 25 (26) Tú, Señor, eres fiel con el que es fiel, irreprochable con el que es irreprochable, (Salmo 18:22-25 [DHH])

De tal manera que nada os falte en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo: El cual también os fortalecerá* hasta el fin, para que seáis sin culpa* en el día de nuestro Señor Jesucristo. (1 Corintios 1:7-8 [MODIFICADO-SRV-BRG])”

Enlaces Interlineales: *βεβαιώσει (fortalecerá), ἀνεγκλήτους (sin culpa), 1 Corintios 1:8

según nos escogió en El antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de El. En amor (Efesios 1:4 [LBLA])

sin embargo, ahora El os ha reconciliado en su cuerpo de carne, mediante su muerte, a fin de presentaros santos, sin mancha e irreprensibles delante de El, si en verdad permanecéis en la fe bien cimentados y constantes, sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, que fue proclamado a toda la creación debajo del cielo, y del cual yo, Pablo, fui hecho ministro.(Colosenses 1:22-23 [LBLA])

Quiero que entiendan lo que realmente importa, a fin de que lleven una vida pura e intachable hasta el día que Cristo vuelva. (Filipenses 1:10 [NTV])

Para que sean confirmados vuestros corazones en santidad, irreprensibles delante de Dios y nuestro Padre, para la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos. (1 Tesalonicenses 3:13 [SRV-BRG])

Ahora, que el Dios de paz los haga santos en todos los aspectos, y que todo su espíritu, alma y cuerpo se mantenga sin culpa hasta que nuestro Señor Jesucristo vuelva. (1 Tesalonicenses 5:23 [NTV])

Porque antes de que Abraham fue imputado con justicia por creer,

Y creyó al SEÑOR, y se lo contó por justicia. (Génesis 15:6 [JBS])

Aun cuando era un idolatra, junto con su padre y hermano Nahor,

…’En la antigüedad sus padres vivían en el otro lado del Río [Eufrates] – Teraj el padre de Avraham y Najor – y ellos servían a otros dioses. (Josué 24:2 [KIM])

Comenzó a obedecer a Dios después de ser llamado,

Pero el SEÑOR había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu naturaleza, y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré; (Génesis 12:1 [JBS])

Por la fe Abraham, al ser llamado, obedeció, saliendo para un lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber adónde iba. (Hebreos 11:8 [LBLA])

Donde luego comenzó a caminar sin tacha delante de Dios,

porque Abraham me obedeció, y guardó mi ordenanza, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes. (Génesis 26:5 [LBLA])

Y dejó de romper todos los mandamientos de la ley de Dios que se conocían aun entonces, incluso antes de que la Ley fuera dada a Moisés, que incluía estos mandamientos relacionados con su idolatría anterior,

No tendrás otros dioses delante de mí. No te harás ídolo, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No los adorarás ni los servirás… (Éxodo 20:3-5 [LBLA])

Y esta obediencia y caminada sin tacha, que vino a través de la creencia, también llegó a ser justicia,

Y tendremos justicia cuando guardemos haciendo todos estos mandamientos delante del SEÑOR nuestro Dios, como él nos ha mandado. (Deuteronomio 6:25 [JBS])

Lo que se relaciona con dominar sobre el pecado,

Si haces bien, ¿no serás aceptado? Y si no haces bien, el pecado yace a la puerta y te codicia, pero tú debes dominarlo. (Génesis 4:7 [LBLA])

Porque al igual que Abraham, otros hombres que también eran intachables, gobernaron sobre su naturaleza pecaminosa tal como lo hizo él, sin culpa de cualquier pecado,

Y el Señor dijo a Satanás: ¿Te has fijado en mi siervo Job? Porque no hay ninguno como él sobre la tierra, hombre intachable y recto, temeroso de Dios y apartado del mal. (Job 1:8 [LBLA])

Este es el relato de Noé y su familia. Noé era un hombre justo, la única persona intachable que vivía en la tierra en ese tiempo, y anduvo en íntima comunión con Dios. (Génesis 6:9 [NTV])

Ambos eran justos delante de Dios, y se conducían intachablemente en todos los mandamientos y preceptos del Señor. (Lucas 1:6 [LBLA])

Sin embargo, al opuesto a la circuncisión de la carne que ocurre por manos, que prefiguró la circuncisión del corazón, la circuncisión del corazón sucede instantáneamente por el bautismo del espíritu santo, después de venir a la completa obediencia que viene después de creer,

sino que es judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Dios. (Romanos 2:29 [LBLA])

Y nosotros somos testigos de estas cosas; y también el Espíritu Santo, el cual Dios ha dado a los que le obedecen. (Hechos 5:32 [LBLA])

 En él también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido. (Efesios 1:13 [NBD])

Porque como un ejemplo donde Saúl fue cambiado instantáneamente en otro hombre cuando el espíritu santo entró dentro de él,

Entonces el Espíritu del Señor vendrá sobre ti con gran poder, profetizarás con ellos y serás cambiado en otro hombre. (1 Samuel 10:6 [LBLA])

No sólo el bautismo del espíritu santo cambia un hombre al instante, sino que también elimina el “prepucio del corazón”,

Circuncidaos para el Señor, y quitad los prepucios de vuestros corazones, hombres de Judá y habitantes de Jerusalén, no sea que mi furor salga como fuego y arda y no haya quien lo apague, a causa de la maldad de vuestras obras. (Jeremías 4:4 [LBLA])

Que es la eliminación de la naturaleza pecaminosa del corazón,

11 En él también, ustedes han sido circuncidados… despojarlos de su naturaleza pecadora(Colosenses 2:11 [DHH])

Lo cual es un cumplimiento de esta profecía en Ezequiel,

 ‘Además, os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros; quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. (Ezequiel 36:26 [LBLA])

Porque al opuesto del antiguo pacto, que fue basada en la sangre de los animales, que nunca fueron capaces de perfeccionar a un hombre,

 lo cual es un símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto en su conciencia al que practica ese culto, (Hebreos 9: 9 [LBLA])

Porque es imposible que la sangre de toros y de machos cabríos quite los pecados. (Hebreos 10:4 [LBLA])

Por eso, hombres como David, que caminaban sin tache ante Dios, finalmente cayeron en un pecado u otro,

Y en cuanto a ti, si andas delante de mí como anduvo tu padre David, en integridad de corazón y en rectitud, haciendo conforme a todo lo que te he mandado, y guardas mis estatutos y mis ordenanzas, (1 Reyes 9:4 [LBLA])

porque David había hecho lo recto ante los ojos del Señor, y no se había apartado de nada de lo que El le había ordenado durante todos los días de su vida, excepto en el caso de Urías hitita. (1 Reyes 15:5 [LBLA])

El nuevo pacto, que es basada en la sangre de Jesucristo, perfecciona a un hombre,

Porque por una ofrenda El ha hecho perfectos para siempre a los que son santificados. (Hebreos 10:14 [LBLA])

Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado; 35 y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo permanece para siempre. 36 Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. (Juan 8: 34-36 [LBLA])

Así que todos los que somos perfectos, tengamos esta misma actitud; y si en algo tenéis una actitud distinta, eso también os lo revelará Dios; (Filipenses 3:15 [LBLA])

a asamblea general e iglesia de los primogénitos que están inscritos en los cielos, y a Dios, el Juez de todos, y a los espíritus de los justos hechos ya perfectos, (Hebreos 12:23 [LBLA])

 A El nosotros proclamamos, amonestando a todos los hombres, y enseñando a todos los hombres con toda sabiduría, a fin de poder presentar a todo hombre perfecto en Cristo. (Colosenses 1:28 [LBLA])

Epafras, que es uno de vosotros, siervo de Jesucristo, os envía saludos, siempre esforzándose intensamente a favor vuestro en sus oraciones, para que estéis firmes, perfectos y completamente seguros en toda la voluntad de Dios. (Colosenses 4:12 [LBLA])

mas de los perfectos es la vianda firme, es a saber de los que por la costumbre tienen ya los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. (Hebreos 5:14 [JBS])

Y la paciencia consuma la obra, para que seáis perfectos y enteros, sin faltar en alguna cosa. (Santiago 1:4 [JBS])

Y por eso Jesucristo dijo, “sé perfecto”,

Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. (Mateo 5:48 [ABP])

Por lo cual, el “prepucio del corazón”, que también se llama el “corazón de piedra”, referenciada en Ezequiel, es la “naturaleza de la carne” que Pablo describió como,

Porque sabemos que la ley es espiritual, pero yo soy carnal, vendido a la esclavitud del pecado. 15 Porque lo que hago, no lo entiendo; porque no practico lo que quiero hacer, sino que lo que aborrezco, eso hago. (Romanos 7: 14-15 [LBLA])

¡Gracias a Dios! La respuesta está en Jesucristo nuestro Señor. Así que ya ven: en mi mente de verdad quiero obedecer la ley de Dios, pero a causa de mi naturaleza pecaminosa, soy esclavo del pecado. (Romanos 7:25 [NTV])

Que es un corazón que tiene deseos malos,

Pero el pecado, aprovechándose del mandamiento, produjo en mí toda clase de codicia; porque aparte de la ley el pecado está muerto. (Romanos 7:23 [LBLA])

Que es la causa del pecado, ya que esta “naturaleza de la carne” es en lo que todos han sido vendidos desde la concepción,

He aquí, yo nací en iniquidad, y en pecado me concibió mi madre. (Salmo 51:5 [LBLA])

Y es por eso que todos han pecado, ya que todos han sido concebidos en esta naturaleza,

 por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios,(Romanos 3:23 [LBLA])

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. (1 Juan 1:8 [LBLA])

Sin embargo, cuando el espíritu santo entra en el interior del cuerpo, que es llamado el “bautismo del espíritu santo”

Yo a la verdad os bautizo con agua para arrepentimiento, pero el que viene detrás de mí es más poderoso que yo, a quien no soy digno de quitarle las sandalias; El os bautizará con el Espíritu Santo y con fuego. (Mateo 3:11 [LBLA])

O ser “nacido del espíritu”,

Jesús respondió: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios. (Juan 3:5 [LBLA])

O ser “nacido de nuevo”,

No te asombres de que te haya dicho: “Os es necesario nacer de nuevo.” El viento sopla donde quiere, y oyes su sonido, pero no sabes de dónde viene ni adónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. (Juan 3:7-8 [LBLA])

O ser “nacido de Dios”, que son todas frases que significan recibir el espíritu santo, elimina esta “naturaleza de la carne”, que es el prepucio del corazón, en cuyo caso un hombre luego es librado del pecado, ya que todos los deseos malos han sido removidos,

y habiendo sido libertados del pecado, os habéis hecho siervos de la justicia. (Romanos 6:18 [LBLA])

Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis vuestro fruto que resulta en puesto-apartamiento, y como fin, la vida eónica. (Romanos 6:22 [MODIFICADO-RV1960])*

Enlaces Interlineales: *αἰώνιον (eónica), Romanos 6:22

sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado con El, para que nuestro cuerpo de pecado fuera destruido, a fin de que ya no seamos esclavos del pecado; porque el que ha muerto, ha sido libertado del pecado. (Romanos 6:6-7 [LBLA])

Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte. (Romanos 8:2 [LBLA])

Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, os hicisteis obedientes de corazón a aquella forma de enseñanza a la que fuisteis entregados; (Romanos 6:17 [LBLA])

Y muere al pecado,

¿Qué concluiremos? ¿Vamos a persistir en el pecado, para que la gracia abunde? ¡De ninguna manera! Nosotros, que hemos muerto al pecado, ¿cómo podemos seguir viviendo en él? (Romanos 6:1-2 [NBD])

Y debido a que el poder del pecado es la Ley,

El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la ley; (1 Corintios 15:56 [LBLA])

Aquellos que son liberados del pecado también subsecuentemente mueren a la Ley, porque la Ley que revela todo lo que es pecado ya no puede contener a aquellos que ya no pueden pecar,

Pero ahora hemos quedado libres de la ley, habiendo muerto a lo que nos ataba, de modo que sirvamos en la novedad del Espíritu y no en el arcaísmo de la letra. (Romanos 7:6 [LBLA])

Pues mediante la ley yo morí a la ley, a fin de vivir para Dios. 20 Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gálatas 2:19-20 [LBLA])

Porque el pecado no tendrá dominio sobre vosotros, pues no estáis bajo la ley sino bajo la gracia. (Romanos 6:14 [LBLA])

Por tanto, hermanos míos, también a vosotros se os hizo morir a la ley por medio del cuerpo de Cristo, para que seáis unidos a otro, a aquel que resucitó de entre los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios. (Romanos 7:4 [LBLA])

Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. (Gálatas 5:18 [LBLA])

Ahora bien, las obras de la carne son evidentes, las cuales son: inmoralidad, impureza, sensualidad, 20 idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, sectarismos,21 envidias, borracheras, orgías y cosas semejantes, contra las cuales os advierto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, 23 mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley.  Pues los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. (Gálatas 5:19-24 [LBLA])

Y todos los pecados previamente cometidos son descartados,

al cual Dios ha propuesto por reconciliación mediante la fe en su sangre, para manifestación de su justicia, para la remisión de los pecados pasados; (Romanos 3:25 [JBS])

Y así, al opuesto del espíritu santo dado previamente en los tiempos del antiguo pacto, el “espíritu nuevo” dado ahora mencionado en Ezequiel libera al hombre del pecado, haciéndolo parar de caminar en la naturaleza de la carne en la que fue concebido, y comenzar a caminar en el espíritu que acaba de recibir,

Por consiguiente, no hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu. (Romanos 8:1 [LBLA])

Sin embargo, vosotros no estáis en la carne sino en el Espíritu, si en verdad el Espíritu de Dios habita en vosotros. Pero si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de El. (Romanos 8: 9 [LBLA])

Que a lo opuesto de un hombre tratando de obedecer la ley de Moisés por si mismo, que todos ya han roto y son maldecidos por,

Porque todos los que son de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo el que no permanece en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas. (Gálatas 3:10 [LBLA])

Y que él mismo no puede someterse a, ya que todavía tiene un corazón incircunciso con malos deseos,

Porque la mente puesta en la carne es hostil hacia Dios; Porque no se somete a la ley de Dios, porque ni siquiera es capaz de hacerlo, y los que están en la carne no pueden agradar a Dios. (Romanos 8: 7-9)

El espíritu santo que un hombre recibe entonces “lo causa” obedecer la Ley de Moisés,

Pondré dentro de vosotros mi espíritu y haré que andéis en mis estatutos, y que cumpláis cuidadosamente mis ordenanzas. (Ezequiel 36:27 [LBLA])

Que es es la manera recibida por Dios de tener “justicia” o ser justo, a través del espíritu santo,

 Pero ahora, sin la ley, Dios ha mostrado de qué manera nos hace justos, y esto lo confirman la misma ley y los profetas: (Romanos 3:21 [DHH])

Pues no reconocen que es Dios quien hace justos a los hombres, y pretenden ser justos por sí mismos; y así no se han sometido a lo que Dios estableció para hacernos justos. (Romanos 10:3 [DHH])

Es verdad que la sangre de los toros y chivos, y las cenizas de la becerra que se quema en el altar, las cuales son rociadas sobre los que están impuros, tienen poder para consagrarlos y purificarlos por fuera.14 Pero si esto es así, ¡cuánto más poder tendrá la sangre de Cristo! Pues por medio del Espíritu eónico, Cristo se ofreció a sí mismo a Dios como sacrificio sin mancha, y su sangre limpia nuestra conciencia de las obras que llevan a la muerte, para que podamos servir al Dios viviente. (Hebreos 9:13-14 [MODIFICADO-DHH])*

Enlaces Interlineales: *αἰωνίου (eónico), Hebreos 9:14

¿Luego deshacemos la ley por la fe? En ninguna manera; antes establecemos la ley. (Romanos 3:31 [JBS])

Pues nosotros, por medio del Espíritu, esperamos por la fe la esperanza de justicia. (Gálatas 5:5 [LBLA])

Que es un regalo,

Y Pedro les dijo: Arrepentíos y sed bautizados cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo. (Hechos 2:38 [LBLA])

Pues si por la transgresión de un solo hombre reinó la muerte, con mayor razón los que reciben en abundancia la gracia y el don de la justicia reinarán en vida por medio de un solo hombre, Jesucristo. (Romanos 5:17 [NBD])

Lo cual viene a través de la mera creencia, porque no hubo nada que alguien hizo o pudiera hacer para merecer que se le otorgara el regalo del espíritu santo, que causa el regalo de la verdadera justicia de Dios, porque ninguno ha obedecido completamente la Ley para que “obras de la Ley” sean considerados como justicia para alguien merecerse algo, a diferencia de Jesucristo, quien obedeció la Ley, donde su recompensa de “obras de la Ley” se le cuenta como obligación, no como regalo, como lo es para todos los demás que creen, que previamente fueron impíos,

porque por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de El; pues por medio de la ley viene el conocimiento del pecado. (Romanos 3:20 [LBLA])

Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué jactarse, pero no para con Dios. Porque ¿qué dice la Escritura? Y creyo Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. Ahora bien, al que trabaja, el salario no se le cuenta como favor, sino como deuda; mas al que no trabaja, pero cree en aquel que justifica al impío, su fe se le cuenta por justicia. Como también David habla de la bendición que viene sobre el hombre a quien Dios atribuye justicia aparte de las obras: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades han sido perdonadas, y cuyos pecados han sido cubiertos. Bienaventurado el hombre cuyo pecado el Señor no tomara en cuenta. (Romanos 4:2-8 [LBLA])

para que la bendición de Abraham en los gentiles fuera en el Cristo Jesús; para que por la fe recibamos la promesa del Espíritu. (Gálatas 3:14 [JBS])

Ahora bien, las promesas fueron hechas a Abraham y a su descendencia. No dice: y a las descendencias, como refiriéndose a muchas, sino más bien a una: y a tu descendencia, es decir, Cristo. 17 Lo que digo es esto: La ley, que vino cuatrocientos treinta años más tarde, no invalida un pacto ratificado anteriormente por Dios, como para anular la promesa. 18 Porque si la herencia depende de la ley, ya no depende de una promesa; pero Dios se la concedió a Abraham por medio de una promesa. 19 Entonces, ¿para qué fue dada la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniera la descendencia a la cual había sido hecha la promesa, ley que fue promulgada mediante ángeles por mano de un mediador. 20 Ahora bien, un mediador no es de una parte solamente, ya que Dios es uno solo. 21 ¿Es entonces la ley contraria a las promesas de Dios? ¡De ningún modo! Porque si se hubiera dado una ley capaz de impartir vida, entonces la justicia ciertamente hubiera dependido de la ley. 22 Pero la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuera dada a todos los que creen. 23 Y antes de venir la fe, estábamos encerrados bajo la ley, confinados para la fe que había de ser revelada. 24 De manera que la ley ha venido a ser nuestro ayo para conducirnos a Cristo, a fin de que seamos justificados por la fe. 25 Pero ahora que ha venido la fe, ya no estamos bajo ayo, 26 pues todos sois hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús. (Gálatas 3:16-26 [LBLA])

y ser hallado en El, no teniendo mi propia justicia derivada de la ley, sino la que es por la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios sobre la base de la fe, (Filipenses 3:9 [LBLA])

Pero nosotros siempre tenemos que dar gracias a Dios por vosotros, hermanos amados por el Señor, porque Dios os ha escogido desde el principio para salvación mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad. (2 Tesalonicenses 2:13 [LBLA])

Por eso te recomiendo que avives el fuego del don que Dios te dio cuando te impuse las manos. Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino un espíritu de poder, de amor y de buen juicio. No te avergüences, pues, de dar testimonio a favor de nuestro Señor; ni tampoco te avergüences de mí, preso por causa suya. Antes bien, con las fuerzas que Dios te da, acepta tu parte en los sufrimientos que vienen por causa del evangelio. Dios nos salvó y nos ha llamado a formar un pueblo santo, no por lo que nosotros hayamos hecho, sino porque ése fue su propósito y por la bondad (2 Timoteo 1:6-9 [DHH])

El nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino conforme a su misericordia, por medio del lavamiento de la regeneración y la renovación por el Espíritu Santo, (Tito 3:5 [LBLA])

Y es por eso que nadie puede jactarse, porque el regalo viene por mera creencia, no por obras de la Ley, ya que todos desobedecieron la Ley,

¿Dónde está, pues, la jactancia? Queda excluida. ¿Por cuál ley? ¿La de las obras? No, sino por la ley de la fe. 28 Porque concluimos que el hombre es justificado por la fe aparte de las obras de la ley. (Romanos 3:27-28 [LBLA])

Donde la justicia que ahora es causada por el espíritu santo sobrepasa la justicia de hombres que antes eran llamados sin tacha, como Abraham, Noé y Job,

Lo hizo para que nosotros podamos cumplir con las justas exigencias de la ley, pues ya no vivimos según las inclinaciones de la naturaleza débil sino según el Espíritu. (Romanos 8:4 [DHH])

Porque al opuesto de ellos, esta santificación del espíritu santo elimina la naturaleza pecaminosa del corazón, haciendo que un hombre finalmente se vuelva obediente a Dios, que hombres antes, como ellos, que fueron llamados sin tacha nunca pudieron ser realmente perfectos, porque su obediencia fue basada en su propio esfuerzo aun teniendo su naturaleza pecaminosa,

elegidos (según la presciencia de Dios Padre) en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesús el Cristo: Gracia y paz os sea multiplicada. (1 Pedro 1:2 [JBS])

Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios por vosotros, hermanos amados del Señor, de que Dios os haya escogido por primicias de salud, por la santificación del Espíritu y la fe en la verdad; (2 Tesalonicenses 2:13 [JBS])

Sin embargo, ahora por el bautismo del espíritu santo ahora es imposible pecar de nuevo, por lo tanto,

Bien sabemos que cualquiera que es nacido de Dios, no peca; pues el que es engendrado de Dios, se guarda a sí mismo, y el maligno no le toca. (1 Juan 5:18 [JBS])

Porque todo aquel que es nacido de Dios, vence al mundo; y esta es la victoria que vence al mundo, es a saber nuestra fe. (1 Juan 5:4 [JBS])

Cualquiera que es nacido de Dios, no hace pecado, porque su simiente está en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. (1 Juan 3:9 [JBS])

Lo cual todo esto es un cumplimiento de esta profecía en Daniel en referencia a la primera venida de Jesucristo como el que fue ungido, el “santo de los santos”,

Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. (Daniel 9:24 [RVR1960])

Porque el propósito de la primera venida de Jesucristo no fue sólo para expiar el pecado, sino también para terminarlo,

De otra manera sería necesario que hubiera padecido muchas veces desde el principio del mundo; mas ahora UNA VEZ en la consumación de los eónes*, para deshacer el pecado se presentó por el sacrificio de sí mismo. (Hebreos 9:26 [JBS])*

Enlaces Interlineales: *αἰώνων (eónes), Hebreos 9:26

Y dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque El salvará a su pueblo de sus pecados. (Mateo 1:21 [LBLA])

Como tal, el que aun peca no ha recibido verdaderamente el espíritu santo,

Todo el que permanece en El, no peca; todo el que peca, ni le ha visto ni le ha conocido. (1 Juan 3:6 [LBLA])

Y el que recibe el espíritu santo no sólo es liberado del pecado, pero tiene una manifestación de poder que siempre sucede cuando entra en el cuerpo,

Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, como el Espíritu Santo les daba que hablaran. (Hechos 2:4 [JBS])

Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. (Hechos 19:6 [JBS])

Y envió Saúl mensajeros que trajeran a David, los cuales vieron una compañía de profetas que profetizaban, y a Samuel que estaba señalado para presidirlos. Y vino el Espíritu de Dios sobre los mensajeros de Saúl, y ellos también profetizaron. 21 Y fue hecho saber a Saúl, y él envió otros mensajeros, los cuales también profetizaron. Y Saúl volvió a enviar por tercera vez mensajeros, y ellos también profetizaron. (1 Samuel 19: 20-21 [JBS])

Cuando llegaron allá a la colina, he aquí, un grupo de profetas salió a su encuentro; y el Espíritu de Dios vino sobre él con gran poder, y profetizó entre ellos. (1 Samuel 10:10 [LBLA])

Y debido a que muchos no llegan a la obediencia completa, entre varias otras razones, es por eso que muchos no reciben el espíritu santo, incluso después de creer y ser bautizados con agua, por eso Simón el hechicero no recibió el espíritu santo después de creer y ser bautizado con agua, porque su corazón no estaba bien con Dios y pecó al ofrecer dinero para recibir el espíritu santo,

Y cierto hombre llamado Simón, hacía tiempo que estaba ejerciendo la magia en la ciudad y asombrando a la gente de Samaria, pretendiendo ser un gran personaje; 10 y todos, desde el menor hasta el mayor, le prestaban atención, diciendo: Este es el que se llama el Gran Poder de Dios. 11 Le prestaban atención porque por mucho tiempo los había asombrado con sus artes mágicas. 12 Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba las buenas nuevas del reino de Dios y el nombre de Cristo Jesús, se bautizaban, tanto hombres como mujeres. 13 Y aun Simón mismo creyó; y después de bautizarse, continuó con Felipe, y estaba atónito al ver las señales y los grandes milagros que se hacían. 14 Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, les enviaron a Pedro y a Juan,15 quienes descendieron y oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo, 16 pues todavía no había descendido sobre ninguno de ellos; sólo habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. 17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. 18 Cuando Simón vio que el Espíritu se daba por la imposición de las manos de los apóstoles, les ofreció dinero, 19 diciendo: Dadme también a mí esta autoridad, de manera que todo aquel sobre quien ponga mis manos reciba el Espíritu Santo. 20 Entonces Pedro le dijo: Que tu plata perezca contigo, porque pensaste que podías obtener el don de Dios con dinero. 21 No tienes parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. 22 Por tanto, arrepiéntete de esta tu maldad, y ruega al Señor que si es posible se te perdone el intento de tu corazón. 23 Porque veo que estás en hiel de amargura y en cadena de iniquidad. 24 Pero Simón respondió y dijo: Rogad vosotros al Señor por mí, para que no me sobrevenga nada de lo que habéis dicho. (Hechos 8:9-24 [LBLA])

Recomendado después de leer este estudio,

Humildad y Vender Sus Posesiones y Propiedades

Todo Creyente Tiene Que Hacer Buenas Obras y Proclamar el Evangelio, Algunos son Llamados a Enseñar, y la Interpretación de las Parábolas de las Diez Vírgenes y los Talentos

Bautismo del Espíritu Santo, Poder, Profetizando, Nuevos Idiomas, Signos, Milagros, Maravillas

El Espíritu Santo es un Ángel, y Cada Creyente Recibe un Espíritu Santo