El Dormir de la Muerte en Seol, las Dos Resurrecciones y el Lago de Fuego

Este estudio esta disponible en inglés aqui.

Para ver una lista de todos los estudios en este blog, haga clic  aquí.

Estar muerto es como estar dormido, por eso es dicho que los muertos están durmiendo,

 les dijo: Retiraos, porque la niña no ha muerto, sino que está dormida. Y se burlaban de El. (Mateo 9:24 [LBLA])

luego se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales viven aún, pero algunos ya duermen; (1 Corintios 15:6 [LBLA])

Mira, óyeme, SEÑOR Dios mío: Alumbra mis ojos, para que no duerma en muerte; (Salmo 13:3 [JBS])

Y así como el paso del tiempo es rápido desde el momento del dormir hasta el momento del despertar, así también es desde el momento de la muerte hasta el momento de la resurrección. Por eso se dice que el Seol es un lugar sin conocimiento, sin sabiduría, sin actividad,

Todo lo que tu mano halle para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque no hay actividad ni propósito ni conocimiento ni sabiduría en el Seol adonde vas. (Eclesiastés 9:10 [LBLA])

Los muertos no alaban al Señor, ni ninguno de los que descienden al silencio. (Salmo 115:17 [LBLA])

Porque los muertos no tienen pensamientos, ya que los muertos no están conscientes. Como tal, el alma de un hombre es lo que va a Seol al morir,

pues tú no abandonarás mi alma en el Seol, ni permitirás a tu Santo ver corrupción. (Salmo 16:10 [LBLA])

Porque grande es tu misericordia para conmigo,
y has librado mi alma de las profundidades del Seol. (Salmo 86:13 [LBLA])

Donde Seol se encuentra el en las profundidades y el corazón de la tierra,

Tú que me has hecho ver muchas angustias y aflicciones,
me volverás a dar vida, y me levantarás de nuevo de las profundidades de la tierra. (Salmo 71:20 [LBLA])

porque como estuvo Jonas en el vientre del monstruo marino tres dias y tres noches, así estará el Hijo del Hombre tres días y tres noches en el corazón de la tierra. (Mateo 12:40 [LBLA])

Mientras que el espíritu de un hombre vuelve a Dios que lo dio,

entonces volverá el polvo a la tierra como lo que era, y el espíritu volverá a Dios que lo dio. (Eclesiastés 12:7 [LBLA])

Porque el espíritu pertenece a Dios,

Entonces el Señor dijo: No contenderá mi Espíritu para siempre con el hombre, porque ciertamente él es carne. Serán, pues, sus días ciento veinte años. (Génesis 6:3 [LBLA])

Y este espíritu de un hombre es su aliento, y por eso la palabra griega y hebrea para espíritu es la misma palabra traducida como “aliento” o “viento”, en cuyo caso, incluso los animales, tienen este mismo espíritu que el hombre tiene,

Y vinieron a Noé al arca, de dos en dos, de toda carne, en que había espíritu de vida. (Génesis 7:15 [JBS])

Y así, este espíritu es el aliento que da vida al cuerpo y al alma,

Formó, pues, El SEÑOR Dios al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre un alma viviente. (Génesis 2:7 [JBS])

Y así como el alma se vuelve viva cuando se da el aliento de vida, también el alma se vuelve muerta cuando el aliento de vida vuelve a Dios que lo dio. Y aunque el cuerpo se pudre y vuelve al polvo cuando se le quita el aliento de vida,

Con el sudor de tu frente comerás tu comida hasta que vuelvas a la tierra, ya que de ella fuiste tomada; Porque polvo eres, y al polvo volverás. “(Génesis 3:19 [JBS])

El alma duerme y es guardada ocultamente en Seol, para que un día sea despertada en la resurrección de los muertos, y por eso los muertos han sido profetizados a salir del Seol, que tambien es llamado Hades en el griego, que es donde están las almas de los muertos,

 Y el mar dio los muertos que estaban en él; y la muerte y el Hades dieron los muertos que estaban en ellos; y fue hecho juicio de cada uno según sus obras. (Apocalipsis 20:13 [JBS])

Lo que sucede en el último gran juicio del trono blanco, al final de los mil años de reinado de Jesucristo,

Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado sobre él, de delante del cual huyó la tierra y el cielo; y no fue hallado el lugar de ellos. 12 Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban delante de Dios; y los libros fueron abiertos; y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. (Apocalipsis 20: 11-12 [JBS])

Y cualquiera que no es hallado escrito en el libro de la vida, será arrojado al lago de fuego,

Y el que no fue hallado escrito en el libro de la vida, fue lanzado en el lago de fuego. (Apocalipsis 20:15 [JBS])

Y este fuego no sólo destruye el cuerpo, sino también el alma,

No tengan miedo de los que pueden matar el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Más bien tengan miedo de aquel que puede destruir el cuerpo y el alma en la gehena. (Mateo 10:28 [BLPH])

Por eso este juicio de fuego también se llama la segunda muerte,

Y la Muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda: el lago de fuego. (Apocalipsis 20:14 [LBLA])

Porque será una segunda muerte para los que murieron antes, y luego morirán de nuevo cuando sean arrojados al lago de fuego. Esta es la razón por la cual habrán cadáveres en el lago de fuego,

Y cuando salgan, verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano no morirá, ni su fuego se apagará, y serán el horror de toda la humanidad. (Isaías 66:24 [LBLA])

Porque el que sea arrojado al lago de fuego muere, y este mismo lugar descrito en esta profecía en Isaías, donde “el gusano no muere ni el fuego se apaga” es el mismo lugar descrito por Jesús en este pasaje,

Y si tu ojo te es ocasión de pecar, sácatelo; te es mejor entrar al reino de Dios con un solo ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno,48 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego no se apaga. (Marcos 9: 47-48 [LBLA])

En cuyo caso, este no será un fuego ordinario, sino un lago de lava, por lo tanto,

…al lago de fuego. (Apocalipsis 20:15 [LBLA])

Y esto explica cómo este fuego no se apagará, así como otro fuego en otra profecía no será apagado,

‘Pero si no me escucháis en cuanto a santificar el día de reposo, y traéis carga y entráis por las puertas de Jerusalén en día de reposo, entonces prenderé fuego a sus puertas, que consumirá los palacios de Jerusalén, y no se apagará.’” (Jeremías 17:27 [LBLA])

Por que un flujo constante de lava no se apaga, y también explica cómo los gusanos no morirán, porque la lava tiene una alta viscosidad que hará que los cuerpos muertos floten en la superficie, donde los gusanos se comerán los cuerpos sin morir. Este fuego continuará ardiendo por alrededor de mil años, y por eso también es llamado un fuego eónico,

Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eónico*… (Mateo 25:41 [LBLA])*

Enlaces Interlineales: *αἰώνιον (eónico), Mateo 25:41

Como tal, porque el cuerpo y el alma son destruidos, el que sea arrojado a este fuego dejará de existir, incluyendo los ángeles, y aun también los demonios,

‘Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría y perfecto en hermosura. 13 ‘En el Edén estabas, en el huerto de Dios; ‘A causa de la abundancia de tu comercio te llenaste de violencia, y pecaste; yo, pues, te he expulsado por profano del monte de Dios, y te he eliminado, querubín protector, de en medio de las piedras de fuego. 17 ‘Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura; corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor. Te arrojé en tierra, te puse delante de los reyes, para que vieran en ti un ejemplo. 18 ‘Por la multitud de tus iniquidades, por la injusticia de tu comercio, profanaste tus santuarios. Y yo he sacado fuego de en medio de ti, que te ha consumido; y te he reducido a ceniza sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran. 19 ‘Todos los que entre los pueblos te conocen están asombrados de ti; te has convertido en terrores, y ya no serás más.’” (Ezequiel 28:12-19 [NLT])

Yo dije: Vosotros sois dioses, y todos sois hijos del Altísimo. Sin embargo, como hombres moriréis, y caeréis como uno de los príncipes. (Salmo 82:6-7 [LBLA])

Y estaba en la sinagoga un hombre poseído por el espíritu de un demonio inmundo, y gritó a gran voz: 34 Déjanos ¿Qué tenemos que ver contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Yo sé quién eres: el Santo de Dios. (Luke 4:33-34 [LBLA])

Y he aquí estaba en la sinagoga de ellos un hombre con un espíritu inmundo, el cual comenzó a gritar, 24 diciendo: ¿Qué tenemos que ver contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Yo sé quién eres: el Santo de Dios. (Mark 1:23-24 [LBLA])

Y todos los impíos serán reducidos a cenizas,

Y hollaréis a los impíos, pues ellos serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies el día en que yo actúe —dice el Señor de los ejércitos. (Malaquías 4:3 [LBLA])

Lo verá el impío y se irritará; Crujirá los dientes, y se consumirá. El deseo de los impíos perecerá. (Salmo 112:10 [RVR1960])

Por eso se dice que la ira de Dios, aunque severa, sólo es por un momento,

Porque su ira es sólo por un momento, pero su favor es por toda una vida; el llanto puede durar toda la noche, pero a la mañana vendrá el grito de alegría. (Salmo 30:5 [LBLA])

Mientras que aquellos que hayan muerto y pertenecen a Jesucristo serán resucitados en su segunda venida, al sonido de una trompeta asociada con su venida,

Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre; y entonces todas las tribus de la tierra harán duelo, y verán al Hijo del Hombre que viene sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria… con una gran trompeta (Mateo 24:30-31 [LBLA])

Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantarán primero. (1 Tesalonicenses 4:16 [LBLA])

He aquí, os digo un misterio: no todos dormiremos, pero todos seremos transformados 52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la trompeta final; pues la trompeta sonará y los muertos resucitarán incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 54 Pero cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Devorada ha sido la muerte en victoria. (1 Corintios 15: 51-54 [LBLA])

Y sucederá en aquel día que el Señor trillará desde la corriente del Eufrates hasta el torrente de Egipto, y vosotros seréis recogidos uno a uno, oh hijos de Israel. 13 Sucederá también en aquel día que se tocará una gran trompeta (Isaías 27:12-13 [LBLA])

Mas tú, sigue hasta el fin; descansarás y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días. (Daniel 12:13 [LBLA])

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que vela sobre[a] los hijos de tu pueblo. Será un tiempo de angustia cual nunca hubo desde que existen las naciones hasta entonces; y en ese tiempo tu pueblo será librado, todos los que se encuentren inscritos en el libro. Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra despertarán, unos para la vida eónica*, y otros para la ignominia, para el desprecio eónico*.Los entendidos brillarán como el resplandor del firmamento, y los que guiaron a muchos a la justicia, como las estrellas, eónicamente* y más allá*. (Daniel 12:1-3 [MODIFICADO-LBLA])*

Enlaces Interlineales: *‘ō·w·lām (eónica, eónico), *lə·‘ō·lām (eónicamente), *wā·‘eḏ (más allá), Daniel 12:2, Daniel 12:3

Alzará un estandarte ante las naciones, reunirá a los desterrados de Israel, y juntará a los dispersos de Judá de los cuatro confines de la tierra. (Isaías 11:12 [LBLA])

Y serán reunidos por ángeles para ser llevados a encontrarse con el Señor en el aire, junto con los elegidos que ya estaban vivos a su venida,

Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre… Y El enviará a sus ángeles con una gran trompeta y reuniran a sus escogidos de los cuatro vientos, desde un extremo de los cielos hasta el otro. (Mateo 24:30-31 [LBLA])

Pues el Señor mismo descenderá del cielo… con la trompeta de Dios… Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre. (1 Tesalonicenses 4:16-17 [LBLA])

Esta es la primera resurrección mencionada en esta profecía,

Bienaventurado y santo es el que tiene parte en la primera resurrección… serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con El por mil años. (Apocalipsis 20:6 [LBLA])

En este caso, quienquiera que participe en la primera resurrección, no sólo reinará con Jesucristo durante mil años en esta tierra, sino que también vivirá durante los eónes de los eónes comenzando en un nuevo cielo y una nueva tierra, ya que aquellos que son resucitados en esta primera resurrección nunca morirán de nuevo, ya que ninguno de estos serán arrojados al lago de fuego para morir una segunda muerte,

Bienaventurado y santo es el que tiene parte en la primera resurrección; la muerte segunda no tiene poder sobre éstos…(Apocalipsis 20:6 [LBLA])

Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existe. (Apocalipsis 21:1 [LBLA])

Y ya no habrá más noche, y no tendrán necesidad de luz de lámparani de luz del sol, porque el Señor Dios los iluminará, y reinarán por los eónes* de los eónes*. (Apocalipsis 22:5 [MODIFICADO-LBLA])*

Enlaces Interlineales: *αἰῶνας (eónes), αἰώνων (eónes), Apocalipsis 22:5

Y la muerte tampoco existirá en los eónes del nuevo cielo y la nueva tierra,

El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado. (Apocalipsis 21:4 [LBLA])

Abajo encontrará una imagen que tomé de lava caliente fluyendo sobre lava seca en la isla grande de Hawaii. La lava caliente es insoportablemente caliente, y la lava seca corta como vidrio. La idea de ser arrojado a un lago de esto es completamente aterrador, pero tal es la será la destrucción de la mayoría de la humanidad, donde un lago de esto algún día existirá con cadáveres y gusanos,

Recomendado después de leer este estudio,

La Segunda Venida, las Trompetas, las Copas de Ira y Heredando la Tierra

Eónico No es Eterno, Eónes y la Mala Traducción de Siempre Jamás

La Interpretación de la Parábola del Hombre Rico y Lázaro